¿Cómo ser disciplinado?-12 Hábitos para ser disciplinado

Reseñas y frases de libros reflexivos

¿Cómo ser disciplinado?-12 Hábitos para ser disciplinado

agosto 27, 2018 Superación Personal 0
12 hábitos para mejorar la disciplina

Para que puedas tener éxito en la vida, requieres de ciertas cualidades para lograrlo. Pero existe una cualidad de mayor importancia que con ella verás el éxito a la vuelta de la esquina y no dándole la vuelta al mundo: ser disciplinado o, en términos de la logoterapia, tener sentido de voluntad.

¿Qué significa autodisciplina?

Es el control que se impone una persona voluntariamente para realizar alguna actividad; ya sea de trabajo, deportiva, familiar, etc.

Una cosa que debes entender es que nada en la vida se logra sin disciplina. Por lo menos nada duradero.

Rafael Nadal es uno los tenistas más conocidos en el mundo y sus colegas lo describen como una persona intensa y disciplinada. Cualidad que lo ha llevado a ganarse 17 títulos de los abiertos más importantes en el mundo tenístico… y contando.

¿Pero cómo una persona como Rafael tiene tanta disciplina y éxito en su vida?

La respuesta es muy simple, si quieres aprender a ser disciplinado, necesitas tomar el control de tus hábitos y decisiones (necesitas autocontrol)

Un hábito puede adquirirse después de los 21 días.

21 días de persistencia en realizar una acción que te lleva un paso más cerca de cumplir tus sueños y ser una persona más productiva.

21 días de autocontrol.

De acuerdo a Wilhelm Hoffman y un estudio del 2013 por el doctor y sus equipo de investigadores,  las personas con mayor autocontrol son más felices; ya que son capaces de lidiar con la frustración de una meta, tomar decisiones positivas con mayor facilidad, no dejarse llevar por los impulsos que sus sentimientos le causan y no caer ante las tentaciones que los distrae de sus objetivos.

Los hábitos son acciones repetitivas y requieren de tiempo para hacerlos parte de tu día a día y potenciar tu disciplina.

¿Cómo ganar disciplina?

En este artículo te contaré los 12 hábitos para mejorar tu disciplina y lo que se puede hacer para dominar el arte del autocontrol.

#1 Ser agradecido

Nick Vujicic es un australiano que nació sin extremidades. En su niñez y adolescencia él sabía que no era igual que los demás y se preguntaba muchas veces por qué había nacido de esa forma. Se la pasaba deseando tener piernas y brazos como sus hermanos y compañeros.

Sufrió de bullying y tuvo pensamientos suicidas. Sin embargo el amor de sus padres y la fe que tenían ellos, le dio el valor para nunca rendirse.

Un día, él estaba jugando futbol y se lastimó el pequeño pie que está pegado a su tronco. Estuvo semanas sin poder caminar (y sí, sin extremidades puede hacerlo) ni moverse de la cama. A partir de ese momento él aprendió a ser agradecido con lo que tenía porque a pesar que no tiene extremidades puede movilizarse.

Debes aprender agradecer lo que tienes. Cuando eres agradecido, comenzarás a notar cambios en tu vida porque tu mentalidad ya no estará en un estado de carencia, entrará a un estado de abundancia. Eso te ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y el miedo al cambio.

Piensa y escriba lo que tienes y agradece por ello. 

Si quieres conocer más de la historia de Nick, mira el video a continuación:

#2 Concentrarse en la respiración

En el día, son muchos pensamientos. Algunos buenos y otros…no tanto. Algunos te traen alegría y otros te generan estrés.

Por cinco a quince minutos, enfócate en tu respiración y en los sonidos a tu alrededor. Obliga a tu mente a desconectarse por un momento para experimentar la tranquilidad, la paz que te hace falta y aumentar la capacidad de concentración. La meditación te ayuda a limpiar tus pensamientos y a darle un mejor estado para enfrentar las adversidades que tiene el día y obtener mejor resultados a la hora de reaccionar.

#3 Perdonar

Perdonar a quienes nos han lastimado no es fácil, pero es liberador.

Los sentimientos negativos como el odio, la rabia, el resentimiento, la culpa y la ansiedad consumen mucha energía y crean más problemas que soluciones porque piensas incesantemente en el daño que te han hecho mientras tu salud mental y tu vida van decayendo. Cuando perdonas aprendes a dejar ir las cosas. Incluso aquellas que son difíciles de dejar ir. Cuando perdonas ya no te enfocas en la actitud del otro o en el pasado, te enfocas en ti, en lo que realmente te ayudará a seguir adelante.

Escribe una nota o una carta perdonando a quien te haya lastimado. No necesitas enviársela. Con ella entenderás mucho de lo que sientes.

#4 Remover tentaciones

Uno de los mayores problemas que se presentan cuando estás tratando de mejorar la disciplina son las tentaciones. Por ejemplo, quieres mejorar tus hábitos alimenticios pero  a tu alrededor lo que encuentras para alimentarte es la comida chatarra. Quieres leer más pero en la televisión están presentando tu programa favorito y no puedes resistirte ante la tentación.

Hay acciones que no te llevarán a ningún lado. Justo como si estuvieras caminando en círculos y por más entretenidos y cómodos que sean, son los más saboteadores de vida que existen.

#5 Una dieta balanceada.

Cuando tienes hambre, tu cuerpo reacciona. Tu nivel de concentración disminuye, tus pensamientos se vuelven negativos y comienzas a debilitarte. Las simples tareas del día se vuelven difíciles de realizar y te es imposible mejorar la productividad; ya que el potencial de tu cerebro sufre por falta de alimentación.

Por eso, una dieta balanceada, te ayuda a mantener tu nivel de concentración. Expertos recomiendan ingerir pequeñas meriendas de frutas o snacks nutritivos para calmar el hambre.

#6 Recompensar el esfuerzo

En un artículo de la revista Glamour, Elsa Pataky, más conocida por su participación en Rápidos y Furiosos habló de su libro Intensidad Max: Un desafío de 90 días respecto a la alimentación y una serie de ejercicios. Lo que más me interesó del artículo fue que se permitía cada fin de semana un capricho por ejemplo un helado.

Pienso que la auto-recompensa es importante porque así te das crédito al esfuerzo que has hecho en el día o en la semana. No es necesario ser estricto.

Hacerse un masaje, comprarse algo o tener un momento de reflexión ante los resultados te ayuda a reactivar tu cerebro y seguir trabajando.

#7 Hacer una pausa activa

Cuando alguien quiere lograr algo, se debe trabajar por ello. El problema es que muchos por querer llegar a ese resultado se olvidan de sí mismos.

Últimamente, en las oficinas están implementando las pausas activas para prevenir enfermedades y las incapacidades de sus trabajadores.

No tiene nada de malo, hacer pausas activas. Le ayuda a tu cerebro a recargar baterías porque este necesita un break para continuar de la misma forma con la que empezó.

#8 Sigue adelante

Equivocarse hace parte del proceso. Los grandes atletas son la prueba de ello. Sin embargo, ellos no se quedan estancados en el error porque saben que no ayudarán en nada.

Cuando cometas un error es normal sentirse frustrado. Pregúntate qué lo causó, analízalo y sigue adelante. Equivocarse puede llevarte por el camino correcto en el futuro.

#9 No dependas de la suerte

Roger Federer ganó su quinto título del Abierto de Australia en 2017 y décimo octavo en Grand Slam, enfrentando Rafael Nadal. Pero en el quinto set del partido la balanza a ganarse el título apuntaba a Nadal. Sin embargo, con la frustración encima estaba decidido a ganar. Así que Roger dejo cualquier sentimiento al lado y se concentró en quebrarle el servicio a su contrincante. De lo contrario estaría dependiendo de la suerte.

Jamás debes depender de la suerte. Es darlo todo o no hacer nada.

#10 Escribir metas

NO basta con decir que quieres lograr algo. Es solo una nube pasajera que con el tiempo, se te va olvidando. Por el contrario, cuando escribes tus metas a largo plazo, te ayudan a generar las metas a mediano y a corto plazo para llegar del punto A al punto B.

Escribir causa mayor impacto porque la mente no se le olvida que has escrito una meta o un deseo.

#11 Dormir al menos 8 horas al día

Dormir menos 8 horas causa agotamiento, cambios de humor, reduce la capacidad de concentración, genera ansiedades, enfermedades, entre otras cosas.

Dormir bien, mejora la capacidad de retención, reduce el estrés, las enfermedades, la depresión, la ansiedad y el consumo de medicamentos.

Si duermes bien y no consumes bebidas energizantes o café cinco horas antes de ir a la cama, podrás dormir adecuadamente. Quizás pensaras que dormir no te ayudará en la construcción de la autodisciplina pero lo es; ya que tener un tiempo específico de sueño, te ayudará recargar energía para empezar un nuevo día.

#12 Ser organizado para ser disciplinado

No soy la persona más organizada del mundo pero he aprendido que si quieres ser organizado no te abrumes queriendo serlo de la noche a la mañana. Con una tarea a la vez, un día a la vez, organizando tu tiempo, el orden y la limpieza de tu casa y tu oficina te motivará para hacer más organizado con el tiempo y ganar fuerza de voluntad (recuerda: se convierte en un hábito).

En el siguiente video, William MacRaven, almirante de la Marina de Estados Unidos, da un discurso que puede causar un impacto importante en tu fuerza de voluntad:

Si quieres hacer grandes cambios en el mundo, empieza por hacer tu cama. Si haces tu cama cada mañana, habrás cumplido con la primera tarea del día. Sentirás un poco de orgullo y te dará el coraje para hacer otra tarea. Y otra. Y otra. Y al final del día esa tarea completada, se habrá convertido en muchas tareas completadas.

Hacer tu cama también refuerza el hecho que las pequeñas cosas en la vida, importan. Si no puedes hacer las pequeñas cosas bien; nunca serás capaz de hacer las grandes cosas bien. Y si por casualidad tuviste un día miserable, regresarás a casa con una cama que está hecha. Que tu hiciste…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *