¿Cómo mantener la concentración?- 6 Consejos

Reseñas y frases de libros reflexivos

¿Cómo mantener la concentración?- 6 Consejos

septiembre 3, 2018 Salud Mental 0
mantener la concentración

Mantener la concentración hoy en día es una  misión casi imposible. Hay demasiadas distracciones a tú alrededor y por tratar de aumentar la productividad, te conviertes en una computadora: realizando múltiples procesos al tiempo.

Este modo de operar termina siendo perjudicial porque a la mente le gusta divagar. Incluso cuando tratas de mantener la concentración para estudiar, trabajar, practicar algún deporte o alcanzar las metas; pasas de un pensamiento al otro sin que tengan relación alguna entre sí. Hay tantos pensamientos e ideas en tu mente que no completas ninguna de tus tareas porque suele suceder que no sabes qué hacer primero o peor, no sabes qué hacer. Te bloqueas al ver que falta demasiado por hacer y encuentras más problemas que soluciones.

Piensa que una idea es una caja mágica

En el libro Curso Práctico de concentración de Ernesto Wood da el ejemplo de un mago que extiende en el suelo una alfombra cuadrada y sobre ella coloca una caja, la observa por un momento, murmura algo entre sus labios y levanta la tapa de la caja, sacando otra de igual tamaño, luego otra y otra de diferentes colores hasta completar nueve cajas. Sin embargo el truco no acaba allí. Toma una de las nueve y hace el mismo procedimiento que con la primera. Así sucesivamente hasta sacar todas las cajas de las nueve cajas, extendiéndolas sobre la alfombra.

La concentración en una idea significa haber vaciado por completo esa caja antes que la dejes para abrir otra.

Lo que quiere decir que si quieres mantener la concentración en una tarea, no empieces hacer otra porque al final, no podrás terminar lo que empezaste. Al contrario, tendrás muchas cajas sin estar completamente vaciadas.

Por ejemplo, como expone en el libro, piensa en una vaca y todo lo relacionado con ella. Saca todas las ideas que se te ocurran de ella sin perderla de vista (animal, cuadrúpedo, mamífero, etc).

6 consejos que te ayudarán a recuperar la concentración

1-Aleja las distracciones

Un ejemplo muy común de distracción son los mensajes de texto. Inmediatamente cuando zumba el celular, la mente se distrae de lo que está haciendo para poner su atención en el mensaje enviado.

Un ejemplo muy claro lo escuché en una conferencia de Terry Gogna. Él daba el ejemplo de un estudiante que había fallado en sus exámenes y le prometió a sus padres que estudiaría tres horas al día para mejorar.

Sin embargo en el primer día, su mente se distrajo y en vez de estudiar las tres horas completas, encontró basura en su maleta, arregló la ropa para el siguiente día, respondió correos y re-escribió las notas de un libro de ejercicios, dedicando 20 minutos a cada una. Al final, en el lapso de tiempo que sí estudió, se sintió orgulloso de haber estudiado por tres horas cuando en realidad no lo hizo.

Aleja cualquier distracción. Si pretendes terminar de hacer un trabajo, pon en silencio tu celular, cierra las sesiones de tu correo o redes sociales. Si alguna idea o pensamiento te interrumpe, sigue adelante y no le des importancia. Verás que, con el tiempo, ni notarás en que momento, desaparecieron de la misma forma en que llegaron.

Meditación: es una forma de mantener la concentración.

2-Entrena a la mente

Piensa que tu mente es un músculo que necesita ser entrenado. Si no lo entrenas, se atrofiara con tanta información, ideas y pensamientos acumulados.

La meditación es la mejor forma para comenzar a entrenar la mente y no perder la concentración.

Puedes tomar 10 minutos del día para enfocarte en tu respiración u observar algún objeto por 20 segundos cada 20 minutos.

3-Haz primero, lo primero

En el caso del joven, su prioridad era estudiar; pero optó por realizar otras tareas que no tuvieron nada que ver con su objetivo principal.

Recuerda: hay acciones que no te llevarán a ninguna parte y existe una diferencia entre estar ocupado y ser productivo.

Lo que importa más nunca debe estar a merced de lo que importa menos-Goethe

O como dijo Stephen Covey: significa actuar en lugar de ser actuado.

Decide hacer primero lo importante para luego hacer después lo menos importante.

Responde este pregunta que nos plantea el mismo Covey en su libro y anótela en un papel:

¿Qué puede hacer usted, que no esté haciendo ahora y que, si lo hiciera regularmente, representaría una tremenda diferencia positiva en su vida personal?

4-Ten un plan

En el libro 7 hábitos de la gente altamente efectiva, leí el ejemplo de un hombre que cada noche antes de dormir, hacía una lista de las tareas que debía hacer al siguiente día. Pero estas tareas no eran al azar, aquellas estaban enlazadas con su objetivo principal.

Por ejemplo si quieres aumentar la productividad en tu trabajo podrías empezar por leer libros o artículos relacionados con tu área. O si quieres mejorar tus calificaciones en la universidad, investiga más sobre el tema o practica ejercicios relacionados. Y al final, podrás cerciorar que esas tareas asignadas la noche anterior se hayan completado sin interrupción alguna.

5-Toma pausas activas

Estar por mucho tiempo haciendo una misma actividad causa que pierdas la concentración. Por ese motivo, si sientes que llevas horas trabajando, realiza una pausa activa. Sal a caminar, levántate de tu asiento y estira tu cuerpo. Busca un lugar que este lejos de tu lugar de trabajo para cambiar de ambiente. A muchos les sucede que tienen mejores ideas cuando están lejos de su lugar de trabajo.

6-Aprende a escuchar

Cuando estaba en el colegio, el profesor de literatura nos habló de un concepto, llamado el dialogo de los sordos(sin ánimos de ofender a nadie); el cual se basaba en una conversación entre dos  o más personas  que no se escuchaban entre sí. Por ejemplo mientras una persona contaba lo sucedido el fin de semana, la otra le interrumpía para hablarle de otra cosa relacionada con ella. Y al terminar la “conversación” ninguna de ellas sabía lo que la otra le había contado porque en realidad ninguna concentró su atención en escuchar a la otra; estaban preocupados en contar la suya.

Escucha a quien te habla y aparta cualquier impulso de interrumpirla. Deja que termina lo que tenga que decir.

La concentración es la clave del éxito en todas las facetas de la vida. Cuanto más aumente su capacidad de concentración, con mayor rapidez y mayor eficacia podrá trabajar.-Mark Fisher.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *