Publicado el

¿Cómo superar la depresión y la ansiedad sin medicamentos?

Dicen que las situaciones extremas o fuera de lo común, habla mucho sobre alguien porque representa un desafío inesperado y si esa persona logra como superar la depresión y la ansiedad sin medicamentos, conocerá más de sí misma.

El problema en las situaciones extremas es que causan estrés. Son detonantes que ponen de cabeza la vida de una persona; ya que no todos reaccionamos de la misma forma ante ello y puede generar sensaciones nada bienvenidas.

Definición:

Incertidumbre, preocupación, desasosiego e inquietud. Cuatro palabras que definen la palabra ansiedad.

Como dice Tamar E. Chansky en su libro Liberando la ansiedad: es la primera reacción de un sistema sensitivo que está conectado para mantenernos alertas de peligro y protegernos de algún daño.

Siempre he creído que el ser humano tiene más capacidades de las que piensa y que desconoce de las muchas oportunidades que hay afuera. Sin embargo, la mente tiene mucho poder. Es una especie de GPS que te guía más allá si está bien programada. Pero si no lo está, en el peor de los casos, será el más siniestro de los verdugos.

Si has sufrido de episodios de ansiedad o depresión, conoces la batalla interna e idílica que alguien atraviesa. Es como luchar contra la corriente o caminar en círculos sin poder avanzar. Es abrumador porque son muchos pensamientos que no te llevan a ninguna parte, excepto a sentirte y comportarte ansiosa y/o depresivamente.

¿Cómo superar la depresión y la ansiedad sin medicamentos?

6 Técnicas

En la psicología, existen varias técnicas y terapias para combatir la depresión del paciente a salir de ese ciclo vicioso de pensamientos, sentimientos y comportamientos, y reemplazarlos por unos que lo lleven a la mejoría emocional, física y mental.

1. La regla de 3-3-3

Esta regla consiste en identificar 3 objetos, nombrar 3 sonidos que escuchas y mover 3 partes del cuerpo. El objetivo es enfocar la mente en el presente y detener pensamientos repetitivos e inútiles. Esto es una de las técnicas en la Terapia Mindfullness; la cual está enfocada en vivir el presente.

2. Escribe un diario sobre lo que sientes

Normalmente, cuando se sufre de depresión o ansiedad, la mayoría de las personas piensan que controlar esos momentos son fáciles. Sin embargo, la realidad es otra. No estamos programados para dejar ir las cosas. Somos seres racionales. Pensamos, sentimos y actuamos.

Siendo escritora, se la importancia de expresar un sentimiento. Yo, por mi parte, también he tenido mis momentos de ansiedad y depresión. Lo único que me ayuda a controlarlos es escribir cuando me siento abrumada y sin salida. De esa forma he podido identificar los patrones que me llevan a sentirme de esa forma. Por eso, escribe y analiza cuáles podrían ser los detonantes de tu ansiedad y depresión para encontrar la mejor solución.

3. Acepta tu ansiedad o depresión

Una de las cosas que aprendí del libro Como mejor la autoestima de Nathaniel Branden es aceptar los sentimientos. De lo contrario, solo causan más problemas. Es decir, una batalla interna que solo Dios sabe cuánto tiempo durará.

Como dice Branden en su libro, cuando nos encontramos en una situación que nos causa estrés,  tratamos en lo posible de no sentirnos nerviosos o ansiosos y repetimos mantras en nuestra mente como: No tengas miedo. Sin embargo, esa estrategia no funciona. Por más que le digamos a nuestra mente no tengas miedo, este lo toma como una señal de alerta y nuestro cuerpo empieza a reaccionar de acuerdo a ello. Se convierte en una paradoja de la que nos cuesta escapar.

Si aceptamos lo que sentimos y lo que somos en cualquier momento de nuestra existencia, podemos permitirnos ser conscientes de la naturaleza de nuestras elecciones y acciones, y nuestro desarrollo no se bloquea.

4. Habla contigo mismo

En la psicología existe un método llamado asociación libre, donde el paciente expresa todo lo que imagina, siente y piensa. Mientras más hable, es más probable que el psicólogo pueda llegar a la raíz del problema.

Debido a que no todo el mundo se siente cómodo con un psicoterapeuta, la mejor opción es la imaginación. Imagina que hablas con alguien en quien confías o admiras y dile todo lo que sientes. Todo lo que se te venga a la cabeza en un lugar calmado y solitario. Y si es necesario, responde de la forma que crees que ellos lo harían.

5. Identifica los pensamientos negativos

Practica en notar los pensamientos que distorsionan tu personalidad una vez por semana. Por ejemplo ‘Soy torpe’. Identifica por una semana cuales son los patrones que te llevan a pensar de esa forma y hazte estas 3 preguntas:

  1. ¿Cuál es la peor cosa que puede pasar?
  2. ¿Cuál es la mejor cosa que puede pasar?
  3. ¿Cuál es la situación más realista que puede pasar?

.

6. Analiza la efectividad de tus pensamientos

Así es. Hasta los pensamientos pueden o no ser efectivos. Por ejemplo, tienes un problema que llevas tiempo sin solución alguna y piensas demasiado sin darte cuenta si esos pensamientos te han llevado a una solución probable. Escríbelos y analiza si son útiles o no.

Por último

Para salir de la depresión y la ansiedad, no existe una fórmula mágica. El factor relevante es persistir y ser consciente que para soluciones duraderas, se necesita acciones constantes. Depende de ti.

Sigue leyendo:
Publicado el

¿Cómo mantener la concentración?- 6 Consejos

mantener la concentración

Mantener la concentración hoy en día es una  misión casi imposible. Hay demasiadas distracciones a tú alrededor y por tratar de aumentar la productividad, te conviertes en una computadora: realizando múltiples procesos al tiempo.

Este modo de operar termina siendo perjudicial porque a la mente le gusta divagar. Incluso cuando tratas de mantener la concentración para estudiar, trabajar, practicar algún deporte o alcanzar las metas; pasas de un pensamiento al otro sin que tengan relación alguna entre sí. Hay tantos pensamientos e ideas en tu mente que no completas ninguna de tus tareas porque suele suceder que no sabes qué hacer primero o peor, no sabes qué hacer. Te bloqueas al ver que falta demasiado por hacer y encuentras más problemas que soluciones.

Piensa que una idea es una caja mágica

En el libro Curso Práctico de concentración de Ernesto Wood da el ejemplo de un mago que extiende en el suelo una alfombra cuadrada y sobre ella coloca una caja, la observa por un momento, murmura algo entre sus labios y levanta la tapa de la caja, sacando otra de igual tamaño, luego otra y otra de diferentes colores hasta completar nueve cajas. Sin embargo el truco no acaba allí. Toma una de las nueve y hace el mismo procedimiento que con la primera. Así sucesivamente hasta sacar todas las cajas de las nueve cajas, extendiéndolas sobre la alfombra.

La concentración en una idea significa haber vaciado por completo esa caja antes que la dejes para abrir otra.

Lo que quiere decir que si quieres mantener la concentración en una tarea, no empieces hacer otra porque al final, no podrás terminar lo que empezaste. Al contrario, tendrás muchas cajas sin estar completamente vaciadas.

Por ejemplo, como expone en el libro, piensa en una vaca y todo lo relacionado con ella. Saca todas las ideas que se te ocurran de ella sin perderla de vista (animal, cuadrúpedo, mamífero, etc).

6 consejos que te ayudarán a recuperar la concentración

1-Aleja las distracciones

Un ejemplo muy común de distracción son los mensajes de texto. Inmediatamente cuando zumba el celular, la mente se distrae de lo que está haciendo para poner su atención en el mensaje enviado.

Un ejemplo muy claro lo escuché en una conferencia de Terry Gogna. Él daba el ejemplo de un estudiante que había fallado en sus exámenes y le prometió a sus padres que estudiaría tres horas al día para mejorar.

Sin embargo en el primer día, su mente se distrajo y en vez de estudiar las tres horas completas, encontró basura en su maleta, arregló la ropa para el siguiente día, respondió correos y re-escribió las notas de un libro de ejercicios, dedicando 20 minutos a cada una. Al final, en el lapso de tiempo que sí estudió, se sintió orgulloso de haber estudiado por tres horas cuando en realidad no lo hizo.

Aleja cualquier distracción. Si pretendes terminar de hacer un trabajo, pon en silencio tu celular, cierra las sesiones de tu correo o redes sociales. Si alguna idea o pensamiento te interrumpe, sigue adelante y no le des importancia. Verás que, con el tiempo, ni notarás en que momento, desaparecieron de la misma forma en que llegaron.

Meditación: es una forma de mantener la concentración.

2-Entrena a la mente

Piensa que tu mente es un músculo que necesita ser entrenado. Si no lo entrenas, se atrofiara con tanta información, ideas y pensamientos acumulados.

La meditación es la mejor forma para comenzar a entrenar la mente y no perder la concentración.

Puedes tomar 10 minutos del día para enfocarte en tu respiración u observar algún objeto por 20 segundos cada 20 minutos.

3-Haz primero, lo primero

En el caso del joven, su prioridad era estudiar; pero optó por realizar otras tareas que no tuvieron nada que ver con su objetivo principal.

Recuerda: hay acciones que no te llevarán a ninguna parte y existe una diferencia entre estar ocupado y ser productivo.

Lo que importa más nunca debe estar a merced de lo que importa menos-Goethe

O como dijo Stephen Covey: significa actuar en lugar de ser actuado.

Decide hacer primero lo importante para luego hacer después lo menos importante.

Responde este pregunta que nos plantea el mismo Covey en su libro y anótela en un papel:

¿Qué puede hacer usted, que no esté haciendo ahora y que, si lo hiciera regularmente, representaría una tremenda diferencia positiva en su vida personal?

4-Ten un plan

En el libro 7 hábitos de la gente altamente efectiva, leí el ejemplo de un hombre que cada noche antes de dormir, hacía una lista de las tareas que debía hacer al siguiente día. Pero estas tareas no eran al azar, aquellas estaban enlazadas con su objetivo principal.

Por ejemplo si quieres aumentar la productividad en tu trabajo podrías empezar por leer libros o artículos relacionados con tu área. O si quieres mejorar tus calificaciones en la universidad, investiga más sobre el tema o practica ejercicios relacionados. Y al final, podrás cerciorar que esas tareas asignadas la noche anterior se hayan completado sin interrupción alguna.

5-Toma pausas activas

Estar por mucho tiempo haciendo una misma actividad causa que pierdas la concentración. Por ese motivo, si sientes que llevas horas trabajando, realiza una pausa activa. Sal a caminar, levántate de tu asiento y estira tu cuerpo. Busca un lugar que este lejos de tu lugar de trabajo para cambiar de ambiente. A muchos les sucede que tienen mejores ideas cuando están lejos de su lugar de trabajo.

6-Aprende a escuchar

Cuando estaba en el colegio, el profesor de literatura nos habló de un concepto, llamado el dialogo de los sordos(sin ánimos de ofender a nadie); el cual se basaba en una conversación entre dos  o más personas  que no se escuchaban entre sí. Por ejemplo mientras una persona contaba lo sucedido el fin de semana, la otra le interrumpía para hablarle de otra cosa relacionada con ella. Y al terminar la “conversación” ninguna de ellas sabía lo que la otra le había contado porque en realidad ninguna concentró su atención en escuchar a la otra; estaban preocupados en contar la suya.

Escucha a quien te habla y aparta cualquier impulso de interrumpirla. Deja que termina lo que tenga que decir.

La concentración es la clave del éxito en todas las facetas de la vida. Cuanto más aumente su capacidad de concentración, con mayor rapidez y mayor eficacia podrá trabajar.-Mark Fisher.

Publicado el

Hábitos básicos para tener una Vida Saludable

Las recomendaciones para un estilo de vida saludable te llevarán a adquirir hábitos que prevengan enfermedades no transmisibles, mejorar la calidad de vida y aumentar la autoestima y  Salud Mental.

La salud física y la salud mental van de la mano. Si ambas están en equilibrio, la salud de una persona en general estará menos propensa a sufrir enfermedades y a envejecer antes de tiempo.

¿Qué es una vida saludable según la OMS?

Una vida saludable es una forma de vivir que reduce los riesgos de enfermarse gravemente o morir antes de tiempo.  No todas las enfermedades se pueden prevenir, pero se puede evitar una gran proporción de las muertes, especialmente las debidas a enfermedad coronaria y cáncer de pulmón. Los estudios científicos han identificado ciertos tipos de comportamiento que contribuyen al desarrollo de enfermedades no transmisibles y la muerte prematura. La salud no se trata solo de evitar las enfermedades. También se trata de bienestar físico, mental y social. 

¿Por qué es importante adoptar una vida saludable?

Porque  física y mentalmente serás fuerte. Una vida saludable mejora la calidad de vida, ayuda a combatir las enfermedades e infecciones, a procesar los medicamentos, la circulación de la sangre y entre otros beneficios.

Plato de vegetales.
Plato de vegetales

Hábitos de vida saludable:

Dieta Balanceada:

Cuando mantienes una alimentación equilibrada, también mantienes el buen funcionamiento de tu cuerpo y sus organismos. Tendrás la energía que necesitas para realizar las actividades de tu rutina diaria. De lo contrario sentirás cansancio, ansiedad y estrés.

Es importante cumplir con las tres comidas principales: desayuno, almuerzo y cena. Además de controlar el consumo de alimentos y bebidas altos en azúcar, calorías, grasa, colesterol y sal; ya que estos son los principales causantes de la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y entre otras enfermedades.

Hacer ejercicios
Trotar para quemar calorías.

Hacer ejercicio:

Una actividad física regular previene y reduce el envejecimiento prematuro como la pérdida de masa muscular, la fuerza, el equilibrio, la flexibilidad y la resistencia.

Previene enfermedades:

  1. Cardiovasculares.
  2. Diabetes.
  3. Obesidad.
  4. Presión arterial alta.
  5. Osteoporosis

Reduce:

  1. El estrés
  2. Y la ansiedad.

Ayuda a mejorar y aumentar:

  1. Autoestima.
  2. El estado de ánimo.
  3. La autoconfianza.
  4. Salud en general.
Imagen de como meditar
Hábitos saludables como caminar y disfrutar del día.

No uso, consumo y dependencia de SPA (Sustancias Psicoactivas)

Es uno de los principales problemas en la Salud Mental en el Mundo.

Cuando una persona consume por cualquier vía (oral, intravenosa, intramuscular, nasa) una sustancia, ya sea de origen natural o sintético, está expuesta a:

  1. Daño al funcionamiento normal del cerebro.
  2. Comportamiento voluble.
  3. Distorsión de la realidad.
  4. Cambios de ánimo.
  5. Adición.
  6. Aislamiento social.
  7. Deterioros en la salud.
  8. Muerte de las neuronas.
  9. Perjuicio al sistema digestivo.
  10. Daños al sistema nervioso.
  11. Inflamaciones.
  12. Úlceras.
  13. Cáncer.
Lavarse el palo, la piel, las uñas, el cuerpo ayuda a mejorar una salud física y mental.

Cuidar la higiene personal:

Higiene=estar limpio.

Bañarse y limpiarse los dientes son las tareas más comunes y repetitivas en la vida; ya que desde pequeño te han inculcado mantener tu higiene personal limpia. Pero quizás desconoces los beneficios que estas tareas traen a tu vida y a tu salud.

Beneficios:

  1. Previene infecciones de bacterias y virus.
  2. Mantiene la piel tersa.
  3. Mejora la autoestima.
  4. Adquieres confianza y motivación.

Es importante recordar que cuando sales a la calle estás expuesto a los radicales libres y que al final del día una persona termina cargando gérmenes, bacterias y virus.

Una persona está expuesta:

  1. Polvo.
  2. Humo.
  3. Polución.
  4. Bacterias.
  5. Suciedad.
  6. Combustible.
tomar-agua
Niño de dos años recibe una bebida de agua-Hermanas de la Piedad.

Mantenerse hidratado:

Tu cuerpo necesita hidratarse para sobrevivir y funcionar apropiadamente. Recuerda que el 70% de tu cuerpo es agua. Por eso es importante tomar mínimo 2 litros de agua al día para mantener tu temperatura corporal normal, la energía y tu estado de ánimo.

Recomiendo consumir frutas y vegetales con altos porcentajes de agua.

¿Cómo comenzar una vida saludable?

El vídeo a continuación, te dará los primeros pasos para empezar una vida saludable desde cero.

Publicado el

6 Consejos para mejorar el autoestima

Consejos para mejorar la autoestima.

Siempre he estado en busca de respuestas como mejorar mi autoestima y seguridad. En este artículo verán los 6 consejos que los libros de autoayuda y la vida, me han enseñado.

Tocar el cielo con las manos

Todos tenemos sueños que cumplir. Todos queremos lograr algo significativo en nuestras vidas, pero no todos vivimos de nuestros sueños. A muchos nos cuesta verlos realizados. Queremos tocar el cielo con las manos y aun así estamos plantados en la línea de partida porque tenemos miedo, no confiamos en nuestra capacidad y no trabajamos en nuestro interior como mejorar la autoestima; ya que esta última es un factor determinante e influyente a la hora de superar la adversidad o desarrollar nuestros talentos.

(más…)
Publicado el 4 comentarios

Las frases que no debes decirle a alguien que tiene depresión

Cuando alguien es diagnosticado con una enfermedad como el cáncer, las personas a su alrededor son muy cuidadosas en lo que le dicen. Sin embargo cuando se trata de un enfermedad mental como la depresión esta se tiende a desestimar.  Dices cosas que no debes decir a alguien con depresion.

Acéptemelo. Como sociedad no estamos enseñados a ver la depresión como cualquier otra enfermedad. Es más, le quitamos toda la importancia que se merece y de paso, le atribuimos como una sensación de vergüenza y debilidad.

¿Qué es la depresión?

La OMS nos da su propia definición y los síntomas que caracterizan este estado de ánimo:

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Una de las mayores dificultades cuando nos enfrentamos a algún síntoma de la depresión, es que nos cuesta hablar de ello por miedo a que nos juzguen o que nos hagan sentir peor de lo que ya estamos como si fuera anormal sentirse de esa forma. Y para una persona que no ha estado en esa posición, suele decir las peores cosas aunque tengan las mejores intenciones.

Si realmente quieres ayudar a alguien que tiene depresión, no digas las siguientes frases:
  1. “Supéralo”:

Superar es una palabra fuerte. Requiere de valor y voluntad. Decirla es más fácil que actuar de acuerdo a ella.

Debemos tener claro que la sensación de estrés, la ansiedad, la tristeza, la baja autoestima u otros factores, nublan la mente y la capacidad de una persona para resolver un problema. Por ende, decir “supéralo” no es de gran ayuda; ya que, para empezar, el individuo no sabe cómo superar su depresión en el mismo momento.

  1. “Todo estará bien”:

Es difícil ver el sol cuando hay nubes acumuladas en el cielo.

No basta decir todo estará bien cuando no se ha tomado acción para sentir que así será.

Los expertos en psicología y psiquiatría recomiendan que se involucre a la persona en una actividad. Por ejemplo, ir al cine, caminar, ir de compras, hacer ejercicio, pintar, etc. Un algo que estimule su cerebro para tener un mejor panorama sobre lo que siente y piensa.

  1. “Hay personas que han pasado por peores cosas”

Para mí, esta es de las peores; ya que hace sentir al individuo peor de lo que se siente. Es decir, culpable.

Una persona que tiene depresión no es tonta. Ellos saben que no son los únicos en el mundo con problemas; pero no necesitan de alguien que se los recuerde.

Debemos tener claro que todos somos y venimos de mundos diferentes. Nadie es igual al otro ni reacciona de igual forma ante una situación idéntica.

Más de 300 millones de personas en el mundo sufren de depresión."

      4. “Estás loco” ”eres un tonto” ”déjate de tonterías”

Sí. Así de cruel pueden llegar a ser las personas. Lo digo por experiencia propia.

La falta de apoyo a las personas con trastornos mentales y el miedo al qué dirán, impiden que las mismas accedan a un tratamiento. Por esa misma razón, escucharlos sin decir palabra alguna, los ayuda a expresar todo lo que sienten sin miedo a ser juzgados. 

     5. “Haz algo al respecto”

Cuando una persona tiene depresión toma decisiones basadas en lo que siente. Esas decisiones no siempre son las mejores; ya que querrán borrar la sensación que experimentan sin medir las consecuencias.

      6. “No llores”

Sí. Así como han leído. Llorar es el inicio de sanación. Es importante llorar para empezar a sacar todo el dolor que se siente por dentro. De lo contrario, estarían acumulando ansiedad en su interior. Nada sano para alguien que tiene depresión.

A mí me ha pasado que cuando me dicen esta frase, más lágrimas salen de mis ojos.

¿No les ha pasado?

      7. “Sé positivo”

A veces es difícil ser positivo. Es una lucha interna entre lo que sientes y tratas de no sentir. Causa mucha ansiedad porque mientras más luchas por ver el sol, todavía ves las nubes abarrotadas en el cielo, obstruyendo los rayos.

Con el simple hecho de decir “Sé positivo”, no cambia el panorama de la situación.

La depresión es la principal causa de discapacidad y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad.

Y entonces ¿qué debo hacer o decir para ayudar a superar la depresión de un ser querido?, se preguntarán algunos.

Aquí hay una lista de lo que puedes hacer para ayudar:
  1. Escuchar:

Si conoces a alguien que tiene algún problema o está enfrentando una situación adversa. Escúchala. Ayúdala a expresar todo lo que siente. Todas las cosas que no ha expresado. Hasta los más pequeños detalles. Así puede:

  • Aceptar lo que siente.
  • Entender por qué se siente de esa forma.
  • Averiguar lo qué puede hacer para vencer o superar la adversidad.

2. Darle un genuino apoyo:

Es importante que la persona que tiene depresión, sienta que alguien se preocupa por ella y que no está sola, atravesando la tormenta.

Abrázalo y consuélalo sin decir nada. Hazle saber con tus actos que estás ahí para él o ella.

      3. “¿Qué puedo hacer por ti?”

Un gesto puede hacer la diferencia. Pregúntale qué puedes hacer por ella y de paso, hacerlo. Que las acciones reflejen tus palabras.

      4. Invitarlo a hacer alguna actividad:

Hay cientos de cosas que puedes hacer para ayudar a esa persona.

Ojo, no se trata de entretenerla por el resto de su vida, ignorando sus problemas. Más bien se trata de estimular su mente realizando actividades físicas, ir al cine, caminar, trotar, pintar, cantar, etc. Por ejemplo, la actividad física, disminuye el riesgo a sufrir de estrés, ansiedad y depresión. Además de prevenir el sobrepeso y las enfermedades cardiovasculares.

     5. Déjalo llorar:

Como ya he escrito en este post: llorar es el inicio de sanación ¿por qué? Porque así la persona está aceptando lo que siente.

Nathaniel Branden, autor del libro Cómo mejorar su autoestima, le sugiere a sus pacientes y lectores que acepten sus sentimientos. Así sea tristeza, rabia, dolor, etc. Aprender a hacerlo les quita un peso de encima; ya que nuestro interior se rebela ante aquellos sentimientos que negamos, haciéndonos actuar de manera contraria a lo que realmente queremos o es correcto para nosotros.

  6. Ayúdale a encontrar una solución:

Dos cabezas piensan mejor que una.

Piensa: si fuera yo, qué podría hacer para enfrentar mi problema o para sentirme mejor o qué mensajes de ánimo mi amigo o amiga podría darme.

Recuerda: qué cosas podrían levantar su ánimo. En caso de que no lo sepas, pregúntaselo. Ayúdale a recordar las cosas buenas.

 
En caso de que sufras depresión y sientas que no hay quién te escuche o te ayude en algo, haz lo siguiente:

Imagina que estás al frente de un amigo tuyo. Luego esa persona comienza a hablarte de los mismos problemas y sentimientos que tú tienes como si esa persona fueras tú. Que no falte nada ni una sola sensación. Luego, imagina lo que  podrías responderle. Así estarás hablando contigo mismo y estarás dándote consejo y tendrás una perspectiva diferente de la situación.

Y por último, no se olviden de respirar. Mientras lo hacen, experimenten sus sentimientos. No es necesario tomar una decisión impulsiva ante ellos, sino tener claridad de ellos. 

El modo en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos afecta virtualmente en forma decisiva todos los aspectos de nuestra experiencia, desde la manera en que funcionamos en el trabajo, el amor o el sexo, hasta nuestro proceder como padres y las posibilidades que tenemos de progresar en la vida. Nuestras respuestas ante los acontecimientos dependen de quién y qué pensamos que somos. Los dramas de nuestra vida son los reflejos de la visión íntima que poseemos de nosotros mismos.-Nathaniel Branden

Publicado el

Tipos de violencia

Tipos de violencia

¿Cuales son los tipos de violencia que existen? La violencia es uno de las 3 problemáticas en la Salud Mental y uno de los conflictos más notables en la sociedad que afecta la salud pública, los derechos y el desarrollo humano de una comunidad y/o individuo. Según un estudio de la OMS, la violencia causa más  de 3.800 muertes al día y 1,4 millones de muertes al año. Veamos a continuación los tipos de violencia que existen.

Organización Mundial de la Salud
Organización Mundial de la Salud – Tipos de violencia

“La violencia es el uso intencional de la fuerza física, amenazas contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad que tiene como consecuencia o es muy probable que tenga como consecuencia un traumatismo, daños psicológicos, problemas de desarrollo o la muerte.” 

Tipos de violencia

Violencia física

Es el más común de los tipos de violencia. El uso intencional de la fuerza física con la intención de hacer daño a la integridad corporal de la víctima.

Violencia sexual

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es “toda acción u omisión, voluntaria o involuntaria, protagonizada por un hombre o una mujer, contra otro hombre o mujer, que causando daño físico o emocional, vulnera los derechos sexuales de la otra persona, le impide o limita la satisfacción de sus necesidades sexuales e inhibe el pleno desarrollo de su sexualidad”.

Violencia Psicológica

Es toda agresión verbal, intimidación, acoso, amenaza, humillación, descalificativos, etc. Este es uno de los tipos de violencia que afecta la psiquis de la persona, el entendimiento y su autoestima, sintiéndose vulnerable e insegura consigo misma y su entorno.

Violencia Económica

Es todo abuso y control de los recursos financieros. Es uno de los tipos de violencia muy común en la familia, donde el agresor hace mal uso de los ingresos del hogar generados por su cónyuge o integrante de la familia.

Violencia Patrimonial

Es uno de los tipos de violencia que se da mediante el engaño, robo o falsificación de documentos para apropiarse de un bien patrimonial.

Abandono físico/psicológico

Es toda falta de atención a las necesidades físicas (la alimentación, el abrigo o la salud) y/o emocionales (afecto) a algún miembro de la familia. Normalmente, Es uno de los tipos de violencia que afecta a los niños y a los adultos mayores.

Poema "Deseos de Sombra"-Astrid Orozco
Poema “Deseos de Sombra”-Astrid Orozco

Violencia Intrafamiliar

Lastimosamente, Es uno de los tipos de violencia que se toma a la ligera, siendo “normal” los comportamientos de agresión física y psicológica, los insultos e humillaciones, repitiendóse una y otra vez dentro del hogar, de generación tras generación.

Maltrato Infantil

Es todo acto u omisión que atenta contra la vida e intregridad de un niño(a) y/o adolescente. Este tipo de violencia, puede darse a traves del abandono, prejuicio, castigo, humillación, malos tratos, abuso o explotación sexual.

 

Violencia contra la mujer por razón de género

Aunque, científicamente, este término no existe, la violencia contra la mujer se ha intensificado en los últimos tiempos. Unos de los ejemplos más grandes es la Trata de Blancas, donde las mujeres y niñas son explotadas sexualmente, siendo ésta problemática, un tipo de esclavitud moderna.

Es uno de los tipos de violencia que también se da al interior del hogar y/o de comunidades que afectan directamente los derechos de las mujeres.

“Es en la lumbre, que la Sombra quiere estar,

para hechizarla con penumbra infinita,

antes que la alborada apague la oscuridad.”

-Deseos de Sombra de Astrid Orozco

 

Han existido sombras entre nosostros desde hace mucho; pero lo importante es saber que nosotros somos la luz que debe apagarla para que el mundo sea un lugar mejor.

Nos leemos en la próxima.

AO

 

 

Publicado el

Los 4 detonantes del estrés

¿Qué nos causa el estrés?

 

El estrés es una reaccion fisiológica de nuestro organismo como modo de defensa ante una situación amenazante o de exigencia superior al normal. Como seres vivos, estamos preparados para afrontar cualquier circunstancia adversa y/o estresante y es normal que en algún momento del día sus síntomas aparezcan. Sin embargo, es díficil sobrellevar el cómo nos afecta el estrés cuando nos hemos adaptado a él y actuamos de manera reactiva sin buscar el origen del mismo.

De acuerdo, a la neurocientífica Sonia Lupien, existen 4 detonantes que dispara el estrés de un individuo:

  1. Novedad.
  2. Impredecibilidad.
  3. Sensación de descontrol.
  4. Amenaza a la personalidad.

Veámoslas una por una.

#1. Novedad

Si buscamos el significado de la novedad, nos daremos cuenta que se trata de algo nuevo.

Podemos sentirnos estresados cuando estamos a punto de enfrentarnos  a un nuevo jefe, un nuevo vecindario, una cita a ciegas, un nuevo semestre, un nuevo integrante en la familia, un diferente trabajo y ¡hasta la llegada a un país al que nunca habíamos ido!

Sonia Lupien estres
Sonia Lupien estres

 

Lo desconocido siempre trae desconcierto e incertidumbre porque no es un terreno en el que hayamos caminado antes. Así que nos sentimos nerviosos y ansiosos sin saber lo qué va a pasar o cómo serán las cosas.

#2 Impredecibilidad

Cada uno de nosotros tiene una rutina; ya sea programada de manera consciente o por la costumbre. Sin embargo, hay momentos que nuestro acostumbrado-día se torna un dolor de cabeza y un ligero cambio. Por ejemplo, la muerte de un ser querido, es algo impredecible. Nadie conoce la fecha de su propio deceso y mucho menos, la fecha de quienes nos rodean. Pero para ser menos dramática, también un accidente, un tráfico lento, una reunión imprevista, o las famosas fallas en el sistema y entre otras, son situaciones que nos causan estrés.

#3 Sensación de descontrol

Definir qué podría causar angustia en una persona, en forma general sería un error; ya que no a todos nos estresan las mismas situaciones. Sin embargo, si nos enfocamos en la reacción física y emocional, cuando se sufre una crisis de ansiedad, solemos sentir que estamos perdidos, sin saber qué hacer y sin tener claridad de lo que nos está sucediendo. Resumiéndolo en una palabra, se siente impotencia. Querer hacer con la sensación de no ser capaces.

#4 Amenazas en la personalidad

¿Alguna vez en sus vidas han dudado de su capacidad?

En un post anterior, escribí sobre las 3 problemáticas en la Salud Mental. En él, mencioné los tipos de violencia que existen. Uno de ellos es la violencia psicológica, la cual es una amenaza a la personalidad e integridad de una persona. Cuando se duda de sus capacidades físicas, sus habilidades y talentos, esto trae una baja autoestima. La persona tiende a sentirse triste y a cuestionar sus propias virtudes como ser humano, negándose, en cierta forma, oportunidades que le ayudarán a su desarrollo psicológico, físico, social y emocional.

¿Cómo combatir el estrés?

Para manejar situaciones que nos estresan debemos identificar qué es lo que la causa, tratar de anticiparse a aquellas situaciones que nos generan malestar y qué acciones podemos tomar para manejar la situación sin que nos dé un colapso nervioso.

el espíritu de la oración de Alcohólicos Anónimos
el espíritu de la oración de Alcohólicos Anónimos

Stephen Covey, en su libro 7 hábitos de las personas altamente efectivas, nos habla de ser proactivos, es decir responsables para prevenir situaciones incómodas o hacer que los resultados que deseamos, sucedan. Y no esperar, parados en la playa que la ola nos golpeé.

Pienso que el éstres no es algo malo, más bien es una pregunta que nos hace la vida, como lo dijo Frankl. Es allí donde debemos usar herramientas y desarrollar nuestras habilidades(físicas, emocionales, sociales y psicológicas) para responder. Existen alternativas como llevar una vida saludable, la cual incluya una alimentación balanceada, actividad física, tiempo para el ocio y tener una pasión por algo lo, suficientemente, grande para que cuando caigamos, volvamos a levantarnos y finalmente vivir felices por lo que somos y por lo que tenemos.

 

Nos leemos en la próxima.

AO