Sin remordimientos

Reseñas y frases de libros reflexivos

Sin remordimientos

marzo 24, 2018 Poemas 0

Reflexiones cortas de la vida

A veces estás a punto de cometer un error; pero la voz de tú corazón te detiene. No sabes por qué hasta que el tiempo le dará la razón. Esas son las reflexiones cortas de la vida.

I

Era muy joven para el entendimiento.

Comprender la complejidad de los sentimientos

Que con facilidad los confundía,

como las palabras mágicas de aquellos cuentos.

 

II

Borroso, fue aquel tiempo,

dónde creía en tu universo inverso,

dónde veía tu huracán como la primavera,

dónde los sueños parecían no tener fronteras.

Incongruente, fue la amistad

que mis ojos sentían con veracidad,

pensando que eras como un cómplice real,

que entendería lo que la pluma le escribía

a falta de una tinta que infiltrar.

III

Patético, fue el momento

que idealizaba el conocimiento.

Pensarte como el caballero mítico,

cuando solo eras el verdugo del romanticismo

que despegaba a los cielos, los sentidos más místicos.

IV

Opuesto, es lo que fuimos, somos y seremos,

porque me visto de blanco y tú, de negro.

Porque tus besos fantasmas eran perversos

y los míos querían nacer, por ingenuos y dulces versos.

V

Fue como el frio a mitad del verano

cuando un simple toque dado,

gritaba a los cuatro vientos,

el menosprecio que nos separa tanto.

VI

Clara fue esa noche.

El mundo que conocía, desaparecía,

destejiendo las dudas que no concluía,

sintiendo que desde las nubes, mi ilusión caía.

Sintiendo esa profunda decepción

y librándome de una carga que llevaba mi corazón.

VII

Fueron horas que derroché,

luchando contra la corriente

que al final, tuve que vencer,

antes de ahogarme en ella y perecer.

Porque tu egoísmo no veía el peligro de mi ausencia

por este largo viaje que tuve que emprender.

VIII

Ofensivo fue, que al final,

mi figura la percibías

como a una muñeca más

y que con ella jugarías

que despertarías tu instinto animal,

que a cualquier segundo, la podrías usar

mientras por tus venas,

sangre fría, corría a gran velocidad.

IX

Y mayor placer que me da,

cuando reproduzco el instante

que, a pesar del aprecio,

un “no”, era el correcto.

Donde desconecté la lógica de los sentimientos,

dónde intuí la amenaza

de una vida llena de tropiezos

que ahora sigue su rumbo,

sin remordimientos.

AO❤

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *