Pasaje del tiempo

Fragmento El Gran Pequeño León; el cual podría ser un prólogo o un pequeño avance de lo que sucederá en el capítulo #8. 

Este libro narra la historia de un león que va en busca de su amor propio. No todas las aventuras inician por fuera y requiere de mucha conciencia para conocerse a sí mismo..

Después de meses de espera, el día del Vigésimo Juego Garras y Colmillos Zekúm, había llegado. Todos los competidores estaban preparados para iniciar el juego. En la mayoría de ellos, se les podía ver un exceso de confianza; ya que la competencia requería de fuerza, destreza y estrategia, y pensaban tener esas cualidades de sobra.

Entre los competidores, estaba Toby. El león más pequeño de todos. Él tenía miedo; se le podía ver en sus acciones torpes, pero estaba dispuesto a vencer al resto. La razón no era porque tuviera confianza; era para recuperarla, para traerla de vuelta a su vida.

Cada historia tiene un comienzo y la de Toby no es la excepción. La de él comenzó el día de la migración, el primero de muchos cambios.

Para él, fue una aventura que dejo de serlo, en el instante que la realidad lo convirtió en una víctima de las circunstancias o… ¿el culpable de las mismas?

Él tomó un camino para que todo volviera a ser y sentirse igual que antes; pero no se daba cuenta que el sendero que había elegido, lo llevaría más lejos de lo que había llegado y que ganaría más del sí mismo que había perdido.

Voy a empezar su historia  como los cuentos de antaño, con un “Erase una vez…”.

Esta soy yo

Claro que tengo nombre. Soy Astrid Orozco. Siempre me ha gustado leer y fue ello lo que me llevo a escribir mis propias historias porque como muchas que he leído y me han sabido cautivar, pretendo cautivar y ayudar, si es posible, a todo el que las lea. Pero además de escribir historias, escribo poemas, artículos y reflexiones de la vida.
A donde la inspiración me lleve.

Comparte esto:

Me gusta:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: